Consejos para simplificar el diseño de tu sitio web

Cuando nos enfrentamos al diseño de un sitio web o queremos contratar uno de estos servicios, solemos tender a querer abarcar todos y cada uno de los sectores a lo que se dedica nuestro negocio.

Queremos que cada una de las cosas que hacemos tengan su reflejo en ese sitio web para que cualquier visitante pueda conocer todos y cada uno de servicios que ofrecemos o todos y cada uno de los productos que vendemos. Que quien entre en nuestra web sepa todo, absolutamente todo, lo que hacemos.

Pero debemos decir que buscar ese objetivo no es más que un gran error. Debemos tener en cuenta en este caso, lo que verdaderamente supone y debe suponer el sitio web para una empresa o un negocio.

Internet está inundado de información, consumimos los contenidos a una velocidad vertiginosa, y nuestros visitantes no tienen ni tiempo ni verdadera intención de pararse a leer todo aquello que contamos.

Y es por ese motivo por el cual debemos tratar de ser breves y directos en nuestros mensajes. Y también en el diseño que implementemos en nuestro sitio web, lo cual no hará otra cosa más que dar fuerza al mensaje que queremos transmitir, restándole artificios innecesarios.

Un diseño sencillo y orientado al usuario se transformará en un un mayor número de conversiones, una mayor persuasión de nuestro mensaje en nuestros visitantes, y en definitiva, en una web con éxito en los resultados que pretendemos conseguir.

Un sitio web no debe ser un fin en sí mismo, sino un medio para conseguir unos objetivos, y en ese sentido, cualquier obstáculo que interpongamos no deja de ser un error.

Consejos para simplificar el diseño de tu sitio web

En este artículo vamos a intentar dar algunas claves para poder conseguir que el diseño de nuestro sitio web pueda ser lo más simple posible con el fin de conseguir los objetivos que hemos relatado anteriormente.

Centrarse en los elementos realmente importantes

Si queremos conseguir que un cliente se ponga en contacto con nosotros, deberemos prestar especial atención a dirigir a los usuarios a que realicen esa acción. Si tenemos una tienda online y queremos que los visitantes compren, esa acción deberá ser la prioridad.

Si queremos que nos soliciten un presupuesto, al camino para llegar hasta ahí debe ser lo más sencillo posible.

Simplificando estos procesos estaremos facilitando la conversión de objetivos en nuestro sitio web.

Eliminar elementos accesorios

Como consecuencia del punto anterior, deberemos también eliminar todo aquello que sea superfluo en la composición de una de las páginas de nuestra web.

Una barra lateral sin información que ayude al usuario a decidirse, una slider de imágenes antes del contenido que realmente interesa, o cualquier otro elemento accesorio, debería ser eliminado para conseguir un resultado más directo e inmediato en la acción del visitante.

Reducir el número de secciones

Cuantas más páginas tengamos para navegar o cuantas más secciones, probablemente las posibilidades de que los visitantes de nuestro sitio web se pierdan en la búsqueda de información es mayor.

Debemos incluir secciones que aporten valor a nuestro mensaje y que respondan a preguntas que el usuario se puede hacer cuando accede a nuestro sitio web para conocer nuestros servicios o nuestra empresa. Pero no abusar de ese contenido que puede acabar transformándose en un una serie de menús interminables y de secciones dentro de secciones que podrían no tener fin.

Tampoco debemos olvidar incluir llamadas a la acción en cada una de esas secciones, no perdiendo la oportunidad de conseguir convertir nuestros objetivos en cualquiera de las secciones de la web.

Reduce las opciones de color y tipografía

Jugar con una gama de colores amplia y variada en tu web puede darte unas herramientas interesantes desde el punto de vista estético si están bien combinadas, pero debes tener cuidado porque cualquier exceso de combinaciones, puede despistar a tus visitantes de lo verdaderamente importante que es

Lo mismo sucede con las fuentes usadas en tu web o tipografías. No utilices más de dos tipos de letra si es posible, no conseguirás los efectos deseados, y una vez más, cobrará más protagonismo la tipografía utilizada que los propios textos que deben convencer a tus clientes.

En este sentido menos, es más, así que te recomendamos que trates de simplificar tanto colores como tipografías.

Cuida los textos de tu web

En un sitio web, como ya hemos podido ver, debemos combinar logotipos, titulares, imágenes, textos, botones con llamadas a la acción, formularios… Un sinfín de elementos que facilitan la identificación del negocio o la marca, y guían al usuario para conseguir los resultados pretendidos en esa web.

Pero no debemos olvidarnos de que en la mayor parte de ocasiones, los los textos que leemos los que nos llevarán a realizar una determinada acción o a convencernos de algo que tenemos que realizar.

Cuida los textos y los mensajes de la web puesto que serán los que permitan encaminar los deseos de tus visitantes hacia el objetivo que buscas, o por el contrario harán que desistan en el intento.

¿Necesitas ayuda?

Si tienes problemas con tu web en este sentido o te has sentido identificado es posible que estés pensando en darle una vuelta a tu sitio web para conseguir tener más conversiones, conseguir más objetivos o simplemente más ventas.

Desde Pictel Soluciones Web podemos y queremos ayudarte. Contacta con nosotros y solicita tu auditoría web gratuita ahora. Crearemo sun informe especialmente pensado para tu web donde te indicaremos los puntos más interesantes a tener en cuenta para mejorar tu web en diseño, usabilidad y rendimiento.

Esperamos que este artículo te haya gustado, si quieres ayudarnos a difundirlo puedes hacerlo compartiéndolo en redes sociales.

¡Hasta la próxima!

Facebooktwitterlinkedinmail