5 Cambios que puedes hacer para Mejorar Tu Web

En muchas ocasiones accedemos a un sitio web y comprobamos que algo está pasando con su diseño. Quizás no sea del todo actual, quizás no esté adecuado al negocio de la empresa a la que pertenece, o quizás tenga elementos de más, o de menos, que hagan que los resultados que se buscan en esa web no estén consiguiéndose.

Es muy posible que esto esté sucediendo con tu propia web o con la web de tu empresa. Crees que le hace falta algo, pero no sabes exactamente qué es lo que está sucediendo. Necesitas un cambio en el diseño de tu web, pero no sabes exactamente qué cosas puedes modificar para hacerla más atractiva, más adecuada o más eficaz.

No te preocupes, porque en este artículo vamos a darte algunas claves para que puedas corregir algunos de los errores en tu web, o implementar los cambios que harán que pueda dar un salto de nivel consiguiendo mejores resultados en los objetivos que buscas, en el posicionamiento de tu web o en la experiencia de usuario.

Y en definitiva, en lo que realmente estás buscando en la web de tu negocio. Conseguir más ventas de tus productos o más contrataciones de tus servicios.

5 cambios que puedes hacer para mejorar tu web

Comenzamos con algunos puntos clave a tener en cuenta para considerar si el diseño de tu web está actualizado, o si por le contrario necesita algún tipo de mejora o de optimización. Revisa cada uno de los puntos, porque quizás puedas implementar alguno de ellos en tu sitio web o tienda online.

Diseño responsive

Cuando hablamos de diseño responsive estamos hablando de diseño adaptado a dispositivos móviles. Es decir, un diseño que se adapta a los requerimientos del dispositivo en el que se muestra nuestro sitio web. Una web no se mostrará del mismo modo en un ordenador de escritorio, en una tablet o en un teléfono móvil.

Esto no quiere decir que se muestre más pequeño según el dispositivo, o que el contenido se corte, sino todo lo contrario. Hablamos de que la experiencia a la hora de navegar por la web sea satisfactoria en todos los dispositivos.

Tener un diseño responsive es algo esencial hoy en día puesto que más de la mitad de los usuarios nos van a visitar desde sus teléfonos móviles con conexión a Internet, y probablemente la primera visita la hagan desde uno de esos dispositivos. La imagen que demos en ese momento es vital para conseguir enganchar a nuestros clientes y darle una imagen adecuada de nuestro negocio.

Por otro lado Google está dando prioridad en las búsquedas desde dispositivos móviles a las webs que estén preparadas. Esto significa que si tu web no es responsive, podría no aparecer en los resultados de búsqueda si el visitante realiza la búsqueda desde un smartphone o tablet.

Consejo

Si no sabes si tu web es responsive o no lo es, puedes probar a acceder a ella a través de tu teléfono móvil. Si compruebas que la experiencia no es del todo satisfactoria, o que los textos e imágenes no se adaptan al tamaño del teléfono, probablemente tu web no esté preparada correctamente. También puedes usar sistios web para comprobarlo como el servicio de Responsive Test.

Velocidad de la web

Otro de los factores que en los últimos tiempos más se están demandando tiene que ver con conseguir una velocidad óptima de carga en nuestro sitio web.

Navegamos a través de teléfonos móviles, con conexiones que no siempre son las más veloces, y cada vez, consumimos más contenidos y más deprisa. SI nuestro sitio web tarda demasiado en cargar, bien por el propio rendimiento de la web, o bien porque el contenido hace que se ralentice, corremos el riesgo de que el visitante abandone el sitio con mayor facilidad, o no llegue a entrar en él en futuras ocasiones.

Por si fuera poco entra en juego también el factor del posicionamiento web, puesto que Google premia otorgando mejores resultados en búsquedas a los sitios web que sean más veloces cargando su contenido.

Esto nos hace pensar que, sin duda, la optimización del rendimiento del sitio web, también llamada WPO, Website Performance Optimization, sea un factor clave a la hora de trabajar para mejorar un sitio web creado previamente.

Consejo

Si quieres conocer si tu sitio web es realmente rápido, o si se encuentra por encima o por debajo de la media, puedes analizar el rendimiento de la web a través de servicios como el de PageSpeed Insights de Google o  Website Speed Test de Pingdom.

Acceso HTTPS

Seguimos con una de las tendencias que deberías incorporar en el sitio web de tu empresa, y en este caso, no hablamos de una tendencia moda, sino de seguridad.

Como podrás comprobar el acceso habitual a los sitios web se realiza a través del protocolo HTTP, lo que viene a ser que antes del nombre del dominio, el nombre de dominio del sitio comenzará por http:// lo cual permitirá que podamos acceder a esa dirección URL.

Con un acceso HTTPS ese prefijo por el que comienza la dirección pasa a ser https:// lo cual definirá que estamos accediendo a un sitio que utiliza un protocolo de seguridad. Esto significa además que detrás tendremos un certificado SSL instalado. ¿Qué conseguimos con esto?

Cuando tenemos un certificado SSL instalado en nuestro alojamiento, podremos acceder a nuestra web a través de HTTPS sin problemas, se verifica que hay una entidad real y confiable detrás de ese sitio web, y lo más importante, la información que enviemos a través de esa web viajará siempre cifrada.

Este punto del cifrado de las comunicaciones es el más importante, puesto que permite que cuando dejamos nuestros datos personales, confidenciales o datos bancarios para procesar un pago, esa información, que viaja cifrada, no podrá ser interceptada por ningún ciberatacante que quiera obtener acceso a nuestras comunicaciones.

Consejo

Podremos comprobar manualmente si nuestro sitio web es seguro y tiene un certificado SSL instalado, simplemente tecleando en la barra de direcciones de nuestro navegador el dominio precedido por el protocolo HTTPS. Es decir, algo así como https://dominio.com.

También hay otros servicios que nos darán información sobre nuestro certificado si estuviera instalado, como el servicio de SSL Server Test.

Marketing de contenidos

Hoy en día no basta con tener un sitio web y cruzarse de brazos. Es más que interesante disponer de un blog o una sección de noticias en tu web.

Con un blog podremos comunicar acerca de temas relacionados con nuestro negocio, crear artículos sobre nuestra experiencia en diferentes facetas de nuestro trabajo, y en definitiva aportar valor como profesionales. También, en muchos sectores menos digitalizados, podremos distinguirnos de la competencia. Echa un vistazo a tu alrededor, seguramente muchas empresas que son competidoras de la tuya no tengan su sección de artículos. En ese caso, es el mejor momento para que empieces el tuyo y te distingas.

Y cuando hablamos de blog, hablamos de una sección de noticias, de crear documentos en PDF sobre temas en concreto, hacer un ebook, o incluso comenzar a publicar un podcast. Estamos hablando de lo que se denomina marketing de contenidos.

El marketing de contenidos se puede traducir en la creación de publicaciones de contenido de todo tipo, en torno a tus servicios y productos, que ayudan a mejorar la reputación y autoridad de tu empresa, y que permiten atraer tráfico de calidad interesado en lo que puedes estar ofreciendo. Es decir, conseguir ventas y clientes a través de la creación de contenidos en Internet.

Consejo

Crea un artículo donde expliques de manera estructurada el proceso de fabricación de uno de tus productos, o las fases en las que está compuesta uno de los servicios que ofreces. Comprueba el tiempo que te ha podido llevar y piensa cuanto tiempo podrías invertir a la semana en crear contenidos. Verás como seguro que algo de tiempo encuetras, y que lo que te hace falta realmente son las ganas de empezar.

Imagen corporativa

Cuando hablamos de imagen corporativa podemos referirnos a documentos que reflejan las características que debe tener cualquiera de los elementos que visualmente sean definitorios de una empresa. Colores, tipografías, gráficos, logotipos… todos estos elementos son importantes y deberías cuidarlos también en tu web para que vayan en consonancia con la imagen de tu empresa.

Pero cuando nos referimos a imagen corporativa en este caso queremos ir más allá y llegar a la imagen que queremos transmitir de nuestro negocio a nuestros clientes.

Consejo

Revisa a empresas más grandes que la tuya, pueden ser perfectamente proveedores de los que te abastezcas o multinacionales con las que trabajes. Seguramente tengan una imagen corporativa muy cuidada tanto en su web como en sus trabajos gráficos. Piensa en las ideas que puedes adaptar para tu propio negocio, estarás dando pequeños pasos para mejorar aquello que estás transmitiendo en tus comunicaciones o cuando alguien visita tu sitio web.

Conclusiones

Como has podido comprobar hay algunas cosas que puedes mejorar e implementar en tu sitio web para conseguir que el diseño de tu web sea más atractivo, más moderno, y poder conseguir los objetivos que estás buscando. Lo importante en este caso, no es tanto que seas capaz o no de hacer y poner en práctica esos cambios, sino que seas capaz de descubrir las carencias que puede tener tu sitio web  y tratar de tomar medidas que puedan hacer que la situación cambie.

Diseño, usabilidad, conversiones, comunicación, optimización… Seguro que son términos que te suenan, o que conoces a la perfección, pero quizás no seas un profesional en ese campo. Desde Pictel Soluciones Web te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros si necesitas ayuda con tu web. Estaremos encantados de proponerte nuestras ideas y poder llevarlas a cabo.

Deja que nos encarguemos de la parte digital de tu negocio para que puedas centrarte en todo lo demás.

Facebooktwitterlinkedinmail